Aprender cómo hacer streaming puede ayudar tus eventos en directo La emisión de un evento en streaming permite ampliar de forma significativa la presencia online, y por lo tanto los niveles de audiencia de nuestro contenido. De esta forma, con una campaña de difusión eficiente y realizada con suficiente anterioridad, podremos tener una cantidad significativa de personas disfrutando de la emisión, sumándose a los que verán el evento en diferido. En éste sentido, aprendiendo cómo hacer streaming hemos aumentado el tiempo de vida del evento online. Este post trata sobre cómo hacer streaming puede beneficiar los eventos de una empresa.

Si te interesa el tema, puedes descargar gratuitamente nuestra guía Cómo hacer streaming: guía paso a paso:

Ampliar la presencia de nuestro evento en línea también nos permite aumentar las posibilidades de monetizar el contenido con campañas publicitarias tipo pre-roll, banners, etc. Dependiendo del evento, la expectativa que causa poder disfrutarlo en directo es mayor a la del contenido en diferido, con lo cual podremos acceder a campañas de monetización que aporten más rentabilidad, ayudando a amortizar la inversiónde haber contratado un proveedor de streaming. Otra forma de monetizar el contenido podría ser el alquiler de los derechos de publicar el streaming en otras webs o para otras plataformas como SmartTVs, consolas, portales de contenidos específicos, etc.

Usando el streaming para llegar a cualquier persona, en cualquier parte

Las emisiones en directo nos dan la oportunidad de hacer nuestro evento mucho más social e interactivo. Por ejemplo, podemos incluir funcionalidades particularmente interesantes para eventos en streaming, como un chat donde los usuarios pueden interactuar entre sí o con los ponentes. También las redes sociales juegan un papel importante, pudiendo asociar a la emisión un hashtag de Twitter, por ejemplo, y de ésta manera tener a los espectadores mucho más implicados con la evolución del evento. Emitir el evento en streaming permite que el mismo llegue a usuarios que no podrían asistir de forma presencial, si fuera el caso.

Además de los beneficios de niveles de audiencia que ya hemos comentado, se le transmite a los usuarios que no han podido asistir la sensación de importancia de su participación y de la voluntad de hacer llegar hasta ellos el contenido. Es decir, así eliminamos barreras de distancias con los usuarios al poder ver el streaming sin importar su ubicación geográfica y si hemos programado la grabación del evento también podremos eliminar la barrera del tiempo, posibilitando al usuario para verlo en diferido. En el caso que el evento sea de un interés interno, como un comunicado corporativo, la emisión en streaming nos permitirá ahorrar costes de forma significativa, llevando el mensaje a todos los integrantes de la compañía al mismo tiempo y en cualquier lugar.

Si quieres saber mejor cómo hacer streaming, puedes consultar estos artículos de nuestro blog relacionados con el tema: