Aprender cómo hacer streaming es clave para maximizar la difusión de contenidos

Nos encontramos ante un nuevo escenario mediático donde los espectadores tienen el control en todo momento de lo que quieren ver, desde qué lugar y momento. Los usuarios exigen, cada vez más, contenido en vídeo y audio en tiempo real y bajo demanda, no únicamente a través de televisores y ordenadores, sino también, a través de sus dispositivos móviles y tablets.

La tecnología streaming está ganando notoriedad cada vez más, gracias al crecimiento de Internet y que éste permite hacer llegar el contenido audiovisual en alta calidad a toda la audiencia en cualquier lugar del mundo y en todo momento a un precio más que razonable en comparación a los beneficios que nos aporta. Por esta razón, saber cómo hacer streaming es básico para llegar a la máxima audiencia posible.

Este post trata sobre cómo hacer streaming puede beneficiar los eventos de una empresa. Si te interesa el tema, puedes descargar gratuitamente nuestra guía Cómo hacer streaming: guía paso a paso.


Es en el año 1995 cuando la empresa tecnológica RealNetworks acuña el término streaming por primera vez. La tecnología streaming o media streaming consiste en un servicio de transferencia de datos que se procesa como un flujo regular y continuo, y cuya principal ventaja es que el usuario no necesita descargar el contenido para poder visualizarlo o escucharlo.

Fases y ventajas de usar la tecnología streaming

Una retransmisión en vivo que vaya a ser vista en todo el mundo puede ser producida en cualquier lugar, siempre y cuando el productor, los espectadores y todos los demás dispongan de conexión a Internet, una captura de datos a prueba de errores y la tecnología de entrega necesaria. El proceso de streaming podemos definirlo en tres fases: en la primera se crea u obtiene un contenido, por ejemplo la retransmisión en directo de un concierto, en la segunda fase se codifica el contenido a un formato concreto y se envía al servidor de streaming, y por último, el servidor envía los datos a los usuarios en formato de audio y/o imagen a múltiples dispositivos.

Según un informe elaborado por la consultora Juniper Research sobre el grado de penetración en el mercado del streaming, se prevé que en el año 2014, 240 millones de usuarios accedan a este servicio a través de sus smartphones. En el año 2012 el consumo de vídeo online a través de móvil creció un 164% alcanzando los 9,3 millones de usuarios, según un estudio publicado por la consultora comScore.

El crecimiento del vídeo en las empresas es también meteórico, se calcula que en el año 2016 el número de usuarios de vídeo online crezca hasta los 15 mil millones a nivel mundial.

Si quieres saber mejor cómo hacer streaming, puedes consultar estos artículos de nuestro blog relacionados con el tema:


Imagen cortesía de Ambro / FreeDigitalPhotos.net