Las nuevas tecnologías han propiciado la aparición de la educación 3.0 en el siglo XXI. El vídeo es una pieza fundamental en este proceso de transformación, ya que contribuye a la colaboración y facilita un mayor compromiso con los estudiantes. Además, se ajusta a cualquier estilo de educación, ayudando a maximizar los recursos de las escuelas, universidades y demás centros educativos, y mejorando los resultados generales de la formación.

Gracias al conocimiento de cómo hacer streaming, cualquier tipo de centro podrá traspasar fronteras, posibilitando el acceso de los alumnos desde cualquier ubicación y a un coste muy reducido. Seguidamente te explicamos las ventajas que aporta el streaming a la educación 3.0.

Este post trata sobre cómo hacer streaming puede beneficiar los eventos de una empresa. Si te interesa el tema, puedes descargar gratuitamente nuestra guía Cómo hacer streaming: guía paso a paso.


Control sobre el aprendizaje

Gracias al vídeo streaming, el estudiante tiene un mayor control y disponibilidad sobre la información que recibe, al poder parar, retroceder y volver a visualizar tantas veces como necesite el vídeo formativo. Si el estudiante percibe que tiene un mayor control sobre su aprendizaje, se creará un mayor grado de compromiso.

Por otro lado, un servicio streaming profesional permitirá a los centros formativos controlar la difusión de su vídeo mediante restricciones de seguridad, y así segmentar su visualización por usuarios o localizaciones.

Interacción con los estudiantes

La herramienta de chat que incorporan algunos servicios de streaming del mercado permite a los formadores interactuar con los estudiantes en todo momento, resolviendo sus dudas durante la formación y optimizando así la comunicación durante el transcurso del curso.

Educación a distancia

Los estudios demuestran que la educación a distancia es tanto o más efectiva que la tradicional.

Mediante el uso del vídeo, los cursos de formación a distancia son accesibles para estudiantes en zonas remotas y también para estudiantes con discapacidades o impedimentos físicos, cuya movilidad es reducida. El uso del vídeo streaming permite a los centros educativos expandir sus campus a otras ciudades o países, sin importar la distancia.

Mayor colaboración

El vídeo streaming conecta a los estudiantes con otros compañeros de curso ubicados quizás en otros campus y lugares remotos, permitiéndoles interactuar con otras culturas y fomentando el intercambio de información y una mayor colaboración.

Una nueva herramienta de desarrollo profesional

El vídeo también puede ser utilizado como una herramienta que permita a los profesores analizar y perfeccionar sus aptitudes pedagógicas. Además, afrontarán el reto que supone trabajar con nuevas tecnologías y mejorar la manera como los estudiantes acceden, interpretan, procesan y utilizan la información.

Por todo ello, adoptar el streaming en entornos educativos nos permitirá llevar a cabo una formación de última generación y conseguiremos maximizar nuestro potencial y el de nuestros estudiantes, lo que añadirá valor y mejorará la calidad de la experiencia educativa.

Si quieres saber mejor cómo hacer streaming, puedes consultar estos artículos de nuestro blog relacionados con el tema:

Imagen cortesía de Ambro / FreeDigitalPhotos.net