Producir, realizar y emitir un evento en streaming supone un cúmulo de esfuerzos muy importante, con lo cual hay que prestar especial atención a todos los pasos y factores implicados. De nuestra correcta planificación y ejecución dependerá el éxito del evento.

Descubre cómo hacer streaming puede ser una fuente de ingresos

Ésta es la segunda parte del post que pertenece a nuestros artículos sobre el proceso de streaming, que incluyen los elementos de éste como el servidor video streaming. La semana pasada vimos consejos sobre cómo dimensionar el evento a retransmitir, explicamos los distintos tipos de formatos y calidades y tratamos cómo gestionar la seguridad de un evento. Seguidamente repasaremos otros aspectos clave del streaming de eventos.

Si estás interesado en el tema, te recomendamos nuestra guía gratuita Aspectos clave del streaming para eventos en directo:


4. Grabación del evento

Teniendo en cuenta todo el esfuerzo que hemos realizado desde que comenzamos con la difusión del evento y su realización será interesante poder alargar la vida del mismo manteniendo su grabación online durante un tiempo.

Nuestro proveedor de streaming grabará el evento tanto como DVR para ofrecer a los usuarios que se conecten tarde la posibilidad de volver atrás en la emisión, o por si quieren simplemente volver a ver algún momento interesante. Por otro lado, la grabación pasará a estar disponible en nuestro repositorio de contenidos para su publicación a posteriori. La grabación, tal cual ha sido emitido el evento puede publicarse de forma casi instantánea una vez terminado el mismo, y luego tenemos la posibilidad de realizar tareas de edición sobre el vídeo grabado y ofrecer un vídeo enriquecido.

Es importante que la grabación del evento también esté disponible para múltiples dispositivos y formatos, teniendo en cuenta, aproximadamente, los mismos criterios que para la emisión en directo: diferentes bitrates y resoluciones para las diferentes velocidades de conexión y tamaños de pantalla, diferentes formatos para los diferentes dispositivos (MP4 en HTTP o RTMP para PC y HLS para iOS o Android).

Como el flujo que se envía a nuestro servidor de streaming está, en cierta medida, limitado por la velocidad de conexión que tengamos disponible en el sitio del evento, puede ser una buena idea grabarlo localmente, como backup, por si la grabación directa ha sido afectada.

5. Monetización del evento

La monetización del evento es fundamental tanto si queremos obtener beneficios por la emisión del mismo como para recuperar la inversión realizada en su producción y emisión online.

La obtención de beneficios se puede realizar mediante adServers o adNetworks o con estrategias de pay-per-view, conectando nuestro reproductor con una pasarela de pagos.

Las adNetworks comunican al reproductor la publicidad a mostrar mediante el protocolo VAST (Video Ad Serving Template) en el cual se especifican el contenido a mostrar (vídeo, audio, banner, etc), a donde deben “marcarse” o “imprimirse” las visualizaciones y descripción.

Las herramientas de pay-per-view, normalmente, se conectan al reproductor permitiendo ver una parte no significativa del vídeo y esperar un pago para la reproducción completa.

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos con la inclusión de publicidad son los plugins para navegadores que la bloquean. Hay una alternativa para estos casos que consiste en incluir el contenido de la publicidad dentro de espacios reservados en el mismo. Así, al no haber cortes en la señal pasa desapercibido para estos plugins.

Las campañas podemos intentar conseguirlas directamente buscando anunciantes o contratando empresas que se dedican a ello, evidentemente, con un margen menor de beneficio.

¿Te ha gustado este post? Puedes consultar la primera parte, que publicamos la semana pasada. Recuerda que si te interesa el tema del streaming, también puedes consultar los siguientes posts para entender los beneficios que aporta a los eventos en directo: