Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

movil-multipantalla-video-onlineLa tecnología nos ofrece actualmente una gran diversidad de dispositivos, con los que poder acceder a los contenidos de vídeo online. Nielsen se ha propuesto profundizar en esta tendencia con un nuevo informe que ha titulado “The screen wars”.

Las opciones de los usuarios se han multiplicado y esto también  supone muchas más oportunidades para los creadores de contenidos y para las marcas. En el contexto de una audiencia global propiciado por Internet, Nielsen analiza nuestro comportamiento digital en más de 60 países de todo el mundo; cómo se enfrenta el usuario ante lo que se denomina la programación de vídeo, es decir, cualquier tipo de contenido visualizado en cualquier tipo de dispositivo.

Cambios de consumo en el entorno multipantalla

El consumo de televisión y el consumo de vídeo es ya definitivamente multipantalla. La audiencia global disfruta de esta libertad de conectarse en cualquier lugar y en cualquier momento (76%) y considera muy conveniente (59%) poder acceder al vídeo online, desde dispositivos móviles.

Gracias a las nuevas tecnologías, podemos poseer el control sobre cuándo y dónde interactuar con las marcas, el usuario puede ver varios contenidos en un mismo día (64%) o limitar la cantidad de publicidad gracias a la tecnología; el 67% de los encuestados cambia de canal en la publicidad.

Pero el consumo tradicional de vídeo, el que incluye a la TV como la pantalla principal, se sigue valorando muy positivamente, especialmente en el hogar. No hay signos de que la tele haya perdido su hegemonía entre las pantallas de la casa ya que los usuarios afirman que si es posible, continúan prefiriendo consumir el contenido en vídeo en pantallas grandes (63%).

El estudio de Nielsen revela que el 65% de los encuestados prefiere las emisiones en directo, y cómo las segundas pantallas tienen que ver en ello. La programación de vídeo es especialmente apetecible si se puede seguir a la vez en redes sociales (47%) y además, un 58% de los usuarios están interesados por buscar otros contenidos en Internet durante la visualización.

El dispositivo de conexión depende de la situación.

La audiencia echa mano de uno u otro dispositivo para la visualización en función del momento de día, de lo que está haciendo y del tipo de contenido.

Cuando se trata de conectarse desde casa y cuando el usuario está solo, prefiere la televisión. En general es así para ver casi todos los tipos de contenido (ficción, realities, documentales, programas de cocina…), con la excepción de los vídeos cortos, para los que preferimos el ordenador.

A pesar de que hoy en día la prevalencia de la televisión es una realidad en este contexto de consumo dentro del hogar, la edad de los usuarios es un factor importante a considerar. Merece la pena apuntar que quizás esto cambie en un futuro próximo, ya que el consumo de vídeo online desde casa a través de móviles aumenta hasta un 42% entre los millenials.

En los casos en que las conexiones se realizan fuera del hogar, el móvil es el dispositivo preferido para todas las generaciones. Hoy por hoy, los entrevistados afirman ver vídeos online a través de sus móviles en el trabajo, en el baño, mientras conducen y también, mientras están realizando compras. Se puede observar que no existe mucha diferencia a la hora de ver contenidos en vídeo de camino al trabajo, un 65% de los millenials lo hace pero entre los mayores de 65 años un 56% también prefiere el móvil en esta situación.

Las marcas y los creadores de contenido tienen actualmente el reto de comprender esta fragmentación de audiencias y de dispositivos, para poder explotar las nuevas situaciones de consumo que esta realidad multipantalla pone a su disposición.