Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

girls watching streamingActualmente, la audiencia tiene un nivel de control sobre dispositivos y canales para la búsqueda de contenidos que nunca antes se había dado.

Ante estas dos tendencias que evolucionan en paralelo, el estudio de Nielsen se propone averiguar dónde consumen su tiempo de ocio los espectadores ante la nueva oferta, tanto de dispositivos como de servicios o plataformas, estas últimas principalmente basadas en el streaming.

Las conclusiones del informe son claras. No hemos abandonado la televisión tradicional ni estamos cerca de hacerlo con casi un 50% del consumo de ocio dedicado a ella, según la media de los datos recogidos por Nielsen.

Aún así, el tiempo que dedicamos a el entretenimiento es limitado y ante la ampliación de la oferta (este año el informe también mide dispositivos multimedia de conexión), los usuarios vamos restando tiempo a la TV Tradicional para dedicarlo a Internet y sobre todo, a los dispositivos móviles.

El vídeo digital en América cobra fuerza en especial para la horquilla de los 25 a los 54 que sigue creciendo y este año lo ha hecho en un 62%. Las suscripciones del cable caen en favor de los dispositivos de conexión a través de la red y aumentan las suscripciones a servicios de vídeo bajo demanda pero por ahora, no es posible saber qué peso efectivo tienen estas plataformas en el consumo de vídeo digital.

Con estos datos, cobra especial relevancia que el visionado de vídeo en Internet haya aumentado desde las casi 7 horas al mes del pasado año a casi 10 horas. Es evidente que hay una tendencia hacia el consumo en streaming de contenidos audiovisuales y este crecimiento también se da en el consumo de vídeo en smartphones.

Con los datos de este año, en 2015 podremos comprobar si los dispositivos multimedia se convierten en una fórmula de acceso relevante al contenido audiovisual online.

Para más información sobre la solución de Flumotion para Media: